La Asociación Valenciana de Ateos y Librepensadores (AVALL) es un colectivo de personas ateas, agnósticas, humanistas y, en definitiva, librepensadoras, que desde 2004 defiende nuestros derechos en el ámbito de la Comunidad Valenciana. AVALL forma parte de la Unión de Ateos y Librepensadores (UAL), la coordinadora estatal, junto a otras asociaciones ateas del Estado que trabajan desde hace más de quince años. AVALL también mantiene relaciones de colaboración con otras asociaciones ateas de España y del extranjero, con asociaciones laicistas, escépticas, humanistas y científicas, así como diversas ONGs.

¿POR QUÉ?

Los ateos y no creyentes en general (el 23% de la población según el barómetro del CIS de noviembre de 2008) estamos discriminados: pagamos más impuestos que los creyentes, tenemos menos elección de colegios para nuestros hijos (la mayoría de los concertados son católicos), se nos pregunta en los colegios nuestra ideología (en contra del artículo 16.2 de la constitución), los niños de padres no católicos ni musulmanes (las confesiones que tienen profesores pagados en las aulas) están aparcados una o dos horas a la semana en horario escolar, todavía vemos crucifijos en hospitales, colegios, ayuntamientos, cementerios, ejércitos, jura de cargos, lugares de atención a necesitados, etc., todos ellos espacios públicos o pagados con dinero público, o, descaradamente o con subterfugios, existen representantes religiosos en comités de ética de hospitales, de consejos de cultura y otro tipo de órganos de asesoramiento o gestión de organismos públicos.

en un estado democrático, la igualdad de derechos no viene generalmente dada porque esté escrita en las leyes o porque España sea formalmente "aconfesional". Hay que denunciar la comunión de los poderes públicos, especialmente los valencianos, con las diferentes confesiones, y pedir una clara separación entre la acción de gobierno y sus ideologías o intereses personales. No podemos aceptar que se financien las diferentes confesiones, especialmente en un momento de crisis económica, cuando buena parte de la sociedad no se ve beneficiada por la actuación de estas confesiones, sino más bien al contrario, porque sus dirigentes (especialmente la jerarquía católica y otros colectivos tanto cristianos como musulmanes) generalmente cargan, estigmatizan e insultan día tras día a los que no piensan como ellos, o mantienen actitudes y postulados retrógrados, machistas, homófobos, contracientíficos, ignaros, insalubres y, en definitiva, intolerantes.

OBJETIVOS:
¡CONTACTA CON NOSOTROS!

Puedes consultar las noticias en el Blog de AVALL.

Si quieres recibir más información, quieres hacernos llegar tus opiniones o colaborar con nosotros, envíanos un mensaje a avall@ateus.org